Prevención de problemas del pie diabético

Para los adultos con diabetes, es imperante evaluar el riesgo de desarrollar un problema de pie diabético en los siguientes tiempos de la enfermedad:

  • Cuando se diagnostica la diabetes y, a partir de entonces, al menos una vez al año
  • Si surge algún problema en el pie
  • En cualquier ingreso al hospital y, mientras esté en el hospital, si hay algún cambio en su estado

Al examinar los pies de una persona con diabetes, es necesario quitarse los zapatos, calcetines, vendas y apósitos.

Vídeo:YouTube

Información: HC Medical e IMSS 

Se procede entonces a examinar ambos pies para detectar evidencia de los siguientes factores de riesgo:

  • Neuropatía, aquí se usan monofilamento de 10g como parte de un examen sensorial del pie
  • Isquemia de las extremidades
  • Ulceración
  • Callo
  • Infección y/o inflamación
  • Deformidad
  • Gangrena
  • Artropatía de Charcot

Al evaluar el riesgo actual de la persona si se llega a desarrollar un problema con el pie diabético y, si es necesario llegar a la difícil decisión de la necesidad de una amputación, se usa la siguiente estratificación de riesgo:

Riesgo bajo: No hay factores de riesgo presentes, excepto el callo.

Riesgo moderado: Deformidad o Neuropatía o Isquemia no crítica de las extremidades.

Alto riesgo:

  • Ulceración previa o
  • Amputación previa o
  • En la terapia de reemplazo renal o
  • Neuropatía e isquemia no crítica de las extremidades juntas o
  • Neuropatía en combinación con callo y/o deformidad o
  • Isquemia no crítica de las extremidades en combinación con callo y/o deformidad

Problema activo del pie diabético

  • Ulceración o
  • Infección diseminada o
  • Isquemia crítica de las extremidades o
  • Gangrena o
  • Sospecha de una artropatía de Charcot aguda, o un pie inexplicable, caliente, rojo, hinchado con o sin dolor.

Los niños con diabetes menores de 12 años y sus familiares o cuidadores deben recibir asesoramiento básico sobre el cuidado de los pies.

Para los jóvenes con diabetes que tienen entre 12 y 17 años, el equipo de atención pediátrica o el equipo de atención de transición debe evaluar los pies del joven como parte de su evaluación anual y debe proporcionar información sobre el cuidado del pie.

Si se descubre o sospecha un problema con el pie diabético, el equipo de atención pediátrica o el equipo de atención de transición debe derivar al joven a un especialista apropiado.

En general e e independientemente de la edad, la persona con diabetes debe poner especial atención en el cuidado de sus extremidades.

Un golpe, un raspón o una uña enterrada combinado con la diabetes puede resultar en una pesadilla.

Por lo tanto darle el seguimiento es lo ideal así como mantener los niveles de glucosa controlados y seguir un estilo de vida adecuado a la nueva condición de ser una persona diabética.

En particular con los niños y adolescentes, la constante comunicación e información les ayudará a convivir con su situación sin poner en mayor riesgo su salud.

Para prevenir enfermedades entra a HC Medical 

5 cosas que NO deberías de hacer en una empresa

He tenido algunos trabajos formales en el transcurso de mi vida, y he trabajado en lugares donde unas cosas están muy bien y otras muy mal, en esta ocasión les voy a compartir algunas cosas que aprendí que NO se deben hacer en una empresa.

  • No capacitar

 

Verán cuando entras a un trabajo requieren que hagas una serie de tareas para alcanzar ciertos objetivos sin embargo no todas las empresas ofrecen capacitación, desde ahí todo está mal. El no ofrecerla puede decirnos que no hay personal capacitado o que no hay un manual por lo tanto no está bien administrado la empresa.

Este tema y más en WOB

  • Exigir más de lo que se da

Este tiene mucho que ver con el punto anterior, pues si no hay una serie de pasos a seguir en tu nuevo trabajo ¿Cómo esperan exigirte? Si no te da mínimo un manual para saber cómo hacer las cosas no te puede exigir que lo hagas bien porque no te han dado las bases o condiciones para desempeñar de forma adecuada tu trabajo.

  • Objetivos demasiado altos

Está bien que quieras que tu equipo alcance los equipos ¿Quién no? Pero el poner objetivos demasiado altos solo generan frustración y también es apatía al saber que claramente la persona que fijó esos objetivos no está viendo todos los recursos humanos que se requieren para hacerlo realidad. No motiva a nadie saber que no van a alcanzar el objetivo.

  • Improvisar

En algunas empresas, no tienen muy claro su organigrama por lo que hay personas que desempeñan dos puestos o trabajos que no les corresponden. Una empresa debe basarse en la organización así es como la  Capacitación ejecutiva México  podría avanzar pero luego se espera que la gente se haga cargo de cosas que no le corresponden y al no hacerlo amenazan con represalias.

Dejar muy en claro que trabajo hace cada quien además de que es lo justo para la gente que trabajamos, los jefes deberán de buscar la solución para no cargarle la mano a solo un empleado.

  • Rotación de personal constante

Algo está pasando en tu empresa si ves que la gente así como viene se va, la mayoría de veces las personas dejan el puesto porque encontraron algo mejor o porque el ambiente laboral no es grato y no está aportando a su vida nada. Además de que se convierte en un gasto de tiempo y dinero, tampoco es propicio para que la gente se quede.

 

Estos son algunos puntos importantes que he notado con mi experiencia, si eres trabajador pon atención a este tipo de detalles podrías estar entrando a una empresa que no se preocupa por ti o que en sus prioridades no estás tú. Hay muchos cursos para coaching empresarial o de administración de empresas que pueden ayudarte a mejorar como empresa.

Si nosotros no exigimos mejores condiciones el ambiente laboral no va a cambiar, tal vez me llamen un idealista pero en verdad creo que podemos aportar algo con nuestro granito de arena.

Fuentes: WOBI, YouTube e Ibero