Aprendiendo inglés con videojuegos.

Cuando iba en la primaria, muchos de mis amigos jugaban videojuegos, yo había tenido oportunidad de jugar en consolas cuando iba a visitar a mis primos, por fortuna cada par de primos tenía una diferente así que pude experimentar con distintos juegos.

Una navidad, mis papás nos regalaron una consola a mi hermana y así. Estábamos muy emocionadas aunque por desgracia todo estaba en inglés, había cosas traducidas al español pero mucho de los contenidos de los juegos era totalmente en ese idioma.

Teníamos inglés en nuestra escuela pero  era un nivel básico, sin embargo aprovechamos eso y tratábamos de entender lo que leíamos empezando con el manual que venía con el sistema de entretenimiento y los manuales que incluían los juegos, algunos términos se hacían constantes por lo que nos los aprendimos muy bien.

Teníamos un diccionario que hojeábamos cada que teníamos una duda, solo que había cosas que fuimos aprendiendo sobre la marcha como que es muy importante el contexto para entender un texto o que podemos encontrar palabras claves para tener una idea sobre que estamos hablando.

REFERENCIAS: YouTube || Harmon Hall || Redalyc 

Nuestra primera consola fue el GameCube de Nintendo, una consola con literal, la forma de un cubo, pequeño y compacto. Aquí ya no existían los cartuchos, y eran unos discos muy pequeños los hicieron con la intención de evitar la piratería pero no tardó mucho para encontrar títulos reproducidos ilegalmente.

Por fortuna, el internet comenzó a hacerse más popular así que había más café internet, nosotros íbamos uno cerca de nuestra casa cuando teníamos muchas dudas, las escribíamos en una libreta así cuando fuéramos aprovechábamos cada segundo para poder resolver dudas, algunas ocasiones ahorrábamos unos pesos para poder quedarnos unos minutos más.

Cuando salíamos del café-internet salíamos con las ideas más claras y una investigación que si hubiera hecho eso en la escuela seguramente tendría 10 en todas mis materias. Obviamente era más sencillo pasar un juego entendiendo todo aunque también parte de jugar era aventurarse a la nada o la incertidumbre.

Unos años después nuestros padres nos pudieron costear  en Harmon Hall un curso de inglés en línea, nos hicieron un examen de diagnóstico y así podernos colocar en un nivel adecuado y para mi sorpresa me colocaron en nivel intermedio cuando toda mi educación había tenido un inglés básico.

Gracias a este curso me animé a hablarlo que era algo que me daba mucha pena pero como todo, la práctica hace al maestro, era muy buena para los exámenes de comprensión lectora y tenía un vocabulario amplio en el aspecto de la tecnología.

Nunca pensé que el jugar videojuegos me ayudaría a mejorar mi idioma, decidí continuar preparándome en el idioma, pude certificarme como profesora que si bien actualmente estoy en la universidad eso me da la oportunidad de trabajar de medio tiempo , doy asesorías, hago traducciones, doy clases de regularización y eso me da un poco de ingreso para seguir con mis estudios y claro si llega a sobrar ahorrar para poder seguir jugando videojuegos.