Cuando el museo se convierte en algo más para ver

Generalmente cuando se habla de museos se nos vienen a la mente esos imponentes lugares, bellos sí… interesantes sí, solo que para algunos niños les puede resultar un tanto… aburridos.

Recuerdo la experiencia de un pequeño que lo llevaron en su tierna infancia de 6 años al Museo de Antropología que, cuando llegó con su mamá y esta le preguntó que cómo le fue, el pequeño rápidamente contestó: pues no entiendo porque les gusta ver cosas viejas y rotas…

Así los pequeños que a veces necesitan más que solo ver… necesitan tocar, mancharse, preguntar, brincar… jugar con lo que tienen frente a ellos.

De hecho es la mejor forma de aprender, particularmente para los pequeños.

Y es así que nacen más y más ideas de museos para niños que puedan estar más acordes a sus ojos, manos, piernas y desarrollar así ideas para llevar su imaginación aún más allá.

Resultado de imagen para niños en museos

Esta nueva forma de aprender, es válida y disfrutable también por los adultos y en la CDMX, que es una ciudad con una de la más alta tasa de museos por ciudad en el mundo no pueden faltar las opciones para los niños.

Veamos tan solo un par de las opciones:

a) Museo de la Luz

En el Colegio Chico del Antiguo Colegio de San Ildefonso se encuentra el Museo de la Luz, un espacio donde se exploran diferentes facetas del fenómeno de la luz.

Se divide en las siguientes galerías: la naturaleza de la luz, luz de las estrellas, un mundo de colores, la luz en las artes, la luz en la biósfera y Visión y el consultorio del optometrista.

Resultado de imagen para Museo de la Luz

El espacio está dirigido por la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM y busca promover una cultura científica y tecnológica en la sociedad.

También realizan talleres, conferencias y cursos relacionados con la luz.

Organiza talleres y conferencias para niños, para que estén cerca de la ciencia y aprendan sobre ciertos eventos físicos pero de una manera divertida.

Por ejemplo, en el taller “Caleidoscopio”, los niños harán su propio caleidoscopio y aprenderán por qué las imágenes son siempre simétricas y cambiantes.

b) Museo de Arte Popular

¿Te imaginas un espacio donde la piñatas cuelgan a tu alrededor y más cuando se vive una competencia de piñatas? Es todo un espectáculo de colores y formas.

Ubicado cerca de Bellas Artes se encuentra este museo dedicado al arte mexicano tradicional y popular.

Resultado de imagen para museo de arte popular

Las habitaciones están divididas por tema e incluyen las “Raíces del arte mexicano” y las “Raíces de la artesanía y el arte popular”.

Se exhiben varias formas de arte como cerámica, textiles, vidrio y juguetes de madera pintados con colores brillantes, ¡ideal para niños!

El museo también realiza exhibiciones regulares, como la competencia anual de piñatas, cuando coloridas piñatas cuelgan del vestíbulo principal del museo.

El Museo de Arte Popular es también el patrocinador del desfile anual de Noche de Alebrijes cuando se exhiben criaturas fantásticas desde el Zócalo hasta el Ángel de la Independencia.

Si bien tiene lugares donde se pide que los pequeños no toquen nada cuenta en cambio con una excursión divertida y el museo organiza talleres de arte regularmente para niños.

Ah, y también tienen una tienda fantástica en la planta baja.

Existen muchos otros más museos para niños que son ideales para incrementar su curiosidad como lo es el Museo de Economía Interactiva (MIDE, Museo Interactivo de Economía) o el reciente museo de National Geographic llamado Ultimate Explorer ubicado en Metepec