El mejor amigo del descanso… un buen colchón

Gracias a los avances científicos y ante la gran gama de materiales que ya se tienen a la mano, es posible dar vida a diversas formas de colchones.

Habrá aquellos que estén hechos con lo último en cuanto a tecnología se refiere hasta llegar aquellos que se encuentran elaborados con materiales de poca calidad.

Esto hay que tenerlo muy presente por que a la larga quien padecerá de esto será nuestro cuerpo y seremos nosotros quienes suframos las consecuencias ante un mal descanso.

Así que lo mejor es conocer un poco sobre los materiales que existen para la elaboración de colchones y hoy toca hablar de las micro hojas y el gel de columna de pandeo.

Micro hojas

Estos son “mini” muelles interiores diseñados para su uso en las capas de confort de un colchón y puede ser tanto de alivio de presión como de apoyo.

Son una buena opción y sin duda mejor que los grados más bajos de polyfoam comúnmente utilizado en las capas de confort de un colchón.

Requieren una capa más delgada de espuma o de fibra sobre ellos, así que la sensación de las bobinas se aíslan del durmiente y se debe utilizar con capas más firmes como parte de la ayuda.

Pueden ser una opción atractiva y cómoda en un colchón de gama media.

Gel de columna de pandeo

Este material recientemente se ha vuelto más popular y hay muchos que creen que proporciona el más alto nivel de alivio de la presión de cualquier material en el mercado ya que contiene espuma de memoria y látex.

Es muy caro y tiene una sensación de “crujido” inusual y como espuma de memoria requiere una capa de soporte firme y de alta calidad por debajo del mismo, ya que no soporta áreas más pesadas del cuerpo y no se puede usar en las capas de soporte de un colchón.

Generalmente este tipo de material es utilizado en una capa de confort, sin embargo, también hace un buen trabajo en las capas de apoyo especialmente en las áreas empotradas del cuerpo, como la región lumbar.

Esto puede representar una opción costosa pero atractiva para algunos con problemas más severos que padecen de la lumbar mientras duermen.

Hay otros materiales que también pueden son adecuados para ser usados en una capa de confort y se pueden encontrar muchas combinaciones de estos.

Sin embargo, la mayoría de estos son menos comunes y tienden a ser más caros, aunque algunos de ellos también pueden ser materiales de muy alta calidad.

Siéntete libre de preguntar acerca de estos cuando te encuentres ante la venta de colchones.

En las tiendas especializadas suelen existir los llamados showrooms, que fungen como eso, como una sala de exposición en donde se muestran los colchones.

De esta forma podrás sentir en carne propia el confort de un colchón antes de decidir comprarlo. Esto es lo mejor ya que así no te llevarás sorpresa alguna.

Durante tu visita en estas tiendas especializadas realiza todas las preguntas ante las dudas que tengas. Recuerda que el comprar un colchón nuevo no es cualquier cosa, de hecho es cuestión 100% de salud.

Tu descanso lo vale y tu cuerpo te lo agradecerá.

Si tomamos en cuenta que cerca de la cuarta parte de nuestra vida la pasamos durmiendo, ¿por qué entonces no buscamos conseguir el mejor amigo para el descanso que es un buen colchón?