El uso del empaque flexible, una alternativa para el embalaje que reduce el desperdicio y los gastos generales

Como dueño de un negocio donde el embalaje es un proceso crucial debes por lo tanto observar las soluciones que estás utilizando actualmente.

Recuerda visitar Aplemsa 

Esto puede parecer intrascendente al principio, sin embargo, con una amplia selección de empaques flexibles disponibles en el mercado en estos días, puedes encontrar una solución de empaque más simple que no solo puede acelerar el proceso de empaque sino también acelerar la eficiencia general del equipo de producción.

Alternativamente, echemos un vistazo más de cerca a cómo se puede mejorar un proceso de empaque considere el uso de envases flexibles.

Esto significa tener en cuenta el espacio para mejorar tu tipo de empaque actual cuando sea posible.

Con esto, puedes evitar el uso de más de un tipo de embalaje externo para proteger tus artículos durante el tránsito.

Usar una bolsa de correo y una caja para proteger un artículo pequeño puede parecer un poco excesivo, y es posible que solo necesites uno de ellos.

Los empaques de bloqueo o las cajas con flejes de plástico son buenas opciones a considerar si actualmente estás usando cajas de cartón estándar para empacar y enviar tus artículos.

Estas opciones ahorrarán tiempo en la etapa de empaque, ya que esto elimina la necesidad de que un operador dedicado ocupe tiempo para sellar las aletas en preparación para un empaque fácil.

Luego considera cuánto empaque estás comprando actualmente.

Si bien es lógico que solo ordenes más cuando sea necesario, vale la pena evaluar cuánto costaría comprar un palet del tamaño adecuado para proteger tus productos.

Esto no solo mantiene el proceso de reposición en curso, sino que, en última instancia, evitas que se detenga el proceso de envío si te quedas sin embalaje.

¡Te sorprendería cuánto equivale el costo por caja cuando se vende en cantidades de palets, puedes ahorrar una cantidad considerable!

En la misma nota, suponiendo que los productos que envías son del mismo tamaño, el empaque personalizado es una excelente forma de optimizar tu proceso de empaque.

Con una caja personalizada, condensas tus perfiles de empaque y reduces la cantidad de espacio vacío dentro de un paquete.

 

Del mismo modo, las cajas ajustables se están convirtiendo en una opción de embalaje popular.

Con cajas incorporadas, estas cajas son una solución perfecta para negocios que envían productos con una profundidad variada, permitiendo a los operadores cortar los lados de la caja según la altura requerida.

Usado en conjunto con el empaque aéreo, no solo reduces el desperdicio sino que también limitas los rangos de empaque en el almacenamiento, lo que te permite aprovechar las cantidades de descuento cuando compras un lote del mismo producto.

Al utilizar un empaque que puede adaptarse a tu contenido, no solo evitas el envío de aire, sino que aceleras el proceso de envío, ya que el uso del empaque de protección se limita a soportar el producto durante el tránsito en lugar de llenar el espacio vacío.

Para las empresas que dedican espacio para almacenar protecciones internas voluminosas, como los chips de poliestireno, considera cambiar a la protección de colchón de aire.

Siguiendo el mismo principio que el empaque basado en papel, el relleno de vacío basado en aire disminuye la necesidad de capas de protección interior y el cojín protege tu producto con aire comprimido durante el tránsito.

Cambiar a un empaque flexible no tiene que interrumpir el flujo actual de los procesos que ya tienes implementados, pero con cambios pequeños y sencillos puedes ver una reducción en el desperdicio y un mejor uso de los gastos generales.

Y en el transcurso de un cambio, es posible que el despacho se vuelva más eficiente.

Fuentes: YouTube, Aplemsa y Prezi