La canela y su papel en el mundo

El aroma penetrante de la canela es inconfundible, por lo general evoca sueños de panecillos calientes de canela del horno. La canela una vez fue tan apreciada que se libraron guerras por ella, se usó como moneda y tiene poderes afrodisiacos.

Origen e historia de la canela

Originaria de Ceilán (Sri Lanka), la verdadera canela, Cinnamomum zeylanicum, se remonta a los escritos chinos del 2800 a. C. y todavía se lo conoce como kwai en el idioma cantonés hoy en día.

Si este tema te interesa, entra a KiwiLimón Fuentes: KiwiLimón, YouTube y SIC México 

Su nombre botánico deriva del término hebraico y árabe amomon, que significa fragante planta de especias.

Los antiguos egipcios usaban canela en su proceso de embalsamamiento.

De su palabra para cañón, los italianos lo llamaron canela, que significa “pequeño tubo”, que describe acertadamente los palitos de canela.

En el primer siglo d. C., Plinio el Viejo calculó 350 gramos de canela con un valor igual a más de cinco kilogramos de plata, alrededor de quince veces el valor de plata por peso.

Los médicos medievales usaban canela en los medicamentos para tratar la tos, la ronquera y el dolor de garganta.

Como señal de remordimiento, el emperador romano Nerón ordenó que se quemara el suministro de canela de un año después de que él asesinara a su esposa.

La especia también fue valorada por sus cualidades conservantes para la carne debido a los fenoles que inhiben las bacterias responsables del deterioro, con la ventaja adicional de que el fuerte aroma de canela enmascara el hedor de las carnes añejas.

En el siglo XVII, los holandeses se apoderaron del mayor proveedor de canela del mundo, la isla de Ceilán, de los portugueses, exigiendo cuotas escandalosas a los pobres que trabajaban en la casta Chalia.

Cuando los holandeses supieron de una fuente de canela a lo largo de la costa de la India, sobornaron y amenazaron al rey local para destruirlo todo, preservando así su monopolio sobre la preciada especia.

En 1795, Inglaterra se apoderó de Ceilán de los franceses, que lo habían adquirido de su victoria sobre Holanda durante las Guerras Revolucionarias.

Sin embargo, en 1833, la caída del monopolio de la canela había comenzado cuando otros países descubrieron que podía cultivarse fácilmente en áreas tales como Java, Sumatra, Borneo, Mauricio, Reunión y Guyana.

La canela ahora también se cultiva en América del Sur, las Antillas y otros climas tropicales.

La historioa de la canela y su papel a través de la historia, como hemos descrito a pasado a ser parte de la medicina, del poder, de la economía y así hasta llegar a un lugar mucho más tibio y deliciosos como es la cocina.

En el mundo culinario, particularmente en la repostería, la canela tiene un papel especial y en algunos casos hasta protagónico.

No me imagino por ejemplo, cómo hacer arroz con leche sin canela o un pastel de manzana con canela y nuez, el cremoso postre de tapioca con canela, el aromático y delicioso café de olla, los roles de canela para desayunar, esos aritos dulces de manzana y canela o los clásicos churros.

En fin, la lista es enorme y cada país tendrá sus propias recetas en donde la canela tiene un lugar preponderante.