Planifica tu proceso de desarrollo para hacer realidad tu nuevo concepto de productos

Vaya, si bien son varias las empresas que tienen en su haber una gran cantidad de productos bajo una corporación empresarial, llámense Nestlé, PepsiCo, Coca-Cola, Unilever, Grupo Bimbo o Danone, todas ellas tienen algo en común… comenzaron tan solo con uno o un puñado mínimo de productos.

Y así como ellos, ahora es tu turno de comenzar a expandirte y has estado trabajando en ello.

Por lo que ahora ya tienes un nuevo concepto de producto en proceso para lanzarlo al mercado… pero… antes de hacerlo veamos unos puntos importantes.

Resultado de imagen para empresas mexicanas

Es aconsejable planificar tu proceso de desarrollo antes de estar demasiado apegado a tu nuevo concepto de producto.

Si te enamoras de un nuevo concepto de producto antes de tener un plan de desarrollo, es posible que no tomes decisiones comerciales acertadas a medida que avanzas en el proceso de desarrollo.

Esto no quiere decir que no debas sentirte emocionado o apasionado por un nuevo producto, sino que debes establecer algunas pautas al inicio del proceso para no perder de vista tu objetivo: desarrollar un nuevo producto o servicio de manera tan rentable como sea posible , esto lo hacen todo el tiempo en Grupo Bimbo.

Este plan lo mantendrás enfocado durante el proceso de desarrollo del nuevo producto. El plan debe incluir:

  1. a) Crear una línea de tiempo

Una línea de tiempo proporcionará el impulso para completar el desarrollo de tu producto de forma oportuna y rentable.

Los esfuerzos de desarrollo de productos que no tienen un calendario de finalización tienden a ser innecesariamente largos y extremadamente costosos.

Si no tienes una fecha de lanzamiento del producto que debas cumplir, calcula la cantidad de tiempo que debería tomar para completar cada paso y agrega los pasos secuencialmente a la línea de tiempo.

Esto te dará una buena idea de cuándo deberías poder lanzar el producto al mercado.

Si estás desarrollando un producto que debe lanzarse en una fecha determinada, desarrolla tu línea de tiempo trabajando hacia atrás a partir de esa fecha.

Por ejemplo, si estás desarrollando una nueva línea de disfraces de Halloween que deben estar listos para su lanzamiento a principios del verano para que los minoristas puedan ordenarlos y recibirlos en septiembre, entonces comienza con una fecha de lanzamiento a principios del verano y trabaja hacia atrás.

Esto puede ser complicado ya que a menudo significa que para hacer la fecha de lanzamiento, debes comprimir la cantidad de tiempo que tomará para completar algunos de los pasos.

Los pasos de compresión pueden poner una tensión en tus recursos al requerir más horas extraordinarias de lo que normalmente hubieras previsto.

Si este es el caso, asegúrate de calcular el tiempo adicional en la parte de las necesidades de recursos de tu plan.

Ahora, crea una línea de tiempo para el desarrollo de tu nuevo producto, incluye fechas objetivo e hitos.

  1. b) Estimar necesidades de recursos

Calcula la cantidad de horas de trabajo y la cantidad de dinero que necesitarás invertir en cada paso. Asegúrate de incluir cualquier servicio externo (es decir, consultores de mercadeo e investigación) que puedas necesitar.

Estimar las necesidades de recursos te dará una idea sobre los tipos de recursos que puedes anticipar a lo largo del proyecto.

También servirá como base para desarrollar un presupuesto para tus esfuerzos de desarrollo.

  1. c) Desarrollar tu presupuesto

Tu plan debe incluir un presupuesto para todo el proceso de desarrollo.

El presupuesto de tus recursos (tiempo, dinero y personas) te ayudará a mantener la responsabilidad fiscal durante el proceso de desarrollo.

Utilice la estimación de necesidades de recursos como la base de tu presupuesto y recuerda incluir estimaciones de todos los recursos que planeas usar.

REFERENCIAS: Entrepeneur , YouTube y Grupo Bimbo