Pros y contras de contratar a un camarógrafo para el marketing digital de una empresa

Es un hecho, la mayoría de las pequeñas y medianas empresas están utilizando exclusivamente recursos internos para producir contenido de video, de vez en cuando llegan a comprar videos, pero son los menos.

Si todavía no tienes recursos internos, es probable que estés pensando: ¿Vale la pena el costo o debería subcontratar nuestra producción de video?

Agregar un nuevo empleado suena como una línea de presupuesto grande que quizás no la has planeado, pero al mismo tiempo, las facturas de producción de video pueden acumularse rápidamente.

Resultado de imagen para produccion de video

Si te preguntas si necesitas morder la bala y contratar a tu propio camarógrafo, vale la pena entonces conocer cuáles serían los pros y contras:

a) Pros para contratar a un camarógrafo interno

Tu personal se sentirá más cómodo con un camarógrafo interno porque esta persona será un miembro de tu equipo, lo que conducirá a un contenido de mayor calidad porque tus expertos en la materia estarán más cómodos.

Producirán contenido mucho más rápido porque estarán familiarizados con el personal, el estilo y el tono de tu empresa.

Podrán tomar decisiones de juicio que una empresa subcontratada no podrá hacer, como cuándo usar humor o patetismo.

Con un equipo interno se puede cambiar un video en un día, mientras que una compañía de producción subcontratada generalmente demorará mucho más.

Debido a que este camarógrafo interno está integrado en tu negocio, conocerá tu negocio mejor que cualquier compañía de producción subcontratada.

Conocerán el producto o los servicios, y el valor de cada uno.

Resultado de imagen para camarógrafo

Conocerán al comprador y por qué el comprador necesita tu producto o servicio.

Por lo tanto, cuando se propongan crear contenido, sabrán cómo debería ser el contenido, qué temas deberían cubrirse, qué deberían mostrarse y cómo generar confianza con los compradores.

b) Contras para contratar un camarógrafo interno:

El proceso de contratación y capacitación puede llevar tiempo, la producción subcontratada puede ocurrir de inmediato.

Podrías hacer la contratación equivocada. Es posible que esa persona no tenga una cultura adecuada o que no tenga las habilidades que creías que tenía.

Las prioridades internas en conflicto pueden hacer que sea fácil distraerse de la creación de contenido que realmente marquen la diferencia.

Si tu camarógrafo no está produciendo ventas, tu empresa no se beneficiará de la eficacia de ese contenido y la inversión en un camarógrafo no estará justificada.

Ya sea que contrates o externalices tus necesidades de video, es importante conocer los costos de producción de video y las habilidades que debes evaluar si tus expertos estarán en la empresa o no.

Aquí la valoración será entonces tuya. Ten presente un dato interesante: cerca del 80% de todo el contenido que se consume en Internet es de video.

Y si a este dato asumes que cada vez son más las empresas que lo están usando en su estrategia de marketing digital, será importante que no te quedes atrás.

Tan relevante será esta pieza que la figura de un fotógrafo en la nómina será normal en unos cuantos años.

_____________________________

Material de apoyo tomado de: Youtube